Blog

Image

Los Publicistas también podemos salvar los bosques

Publicado por: Gustavo Arias C. el 01 Mar, 2019

Cada año Chile al igual que otros países del mundo que sufren con las condiciones geográficas de cada territorio, son asolados por brutales incendios forestales, las organizaciones que velan por el cuidado y mantención de estas especies, intentan afanosamente buscar iniciativas creativas para evitar que el daño sea menor en cada temporada estival, concientizando a los distintos actores de estas desgracias, comunidades, niños, turistas, organizaciones públicas, civiles, y un sin numero de etc… , pero, que se esta haciendo mal ?, para que veamos cada vez más incendios y en muchos de estos casos, con consecuencias peores a años anteriores, ok, el factor climático es impredecible, pero la estupidez humana si lo es, ya que la mayoría de estos eventos son propiciados por la mano del hombre, que inconscientemente se despoja de su capacidad de razonar y actúa deliberadamente de manera irresponsable, dejando en entredicho su elemento diferenciado de otras especies, el razocinio.

Será suficiente entonces con los esfuerzos de instituciones como CORMA o la Propia CONAF que invierten millones año a año en educar a los distintos actores involucrados en esta suerte de temporada de incendios? el enfoque publicitario es el correcto? si uno analiza los distintos esfuerzos creativos, podemos ver que los mensajes van dirigidos al sistema racional y emocional del cerebro, lo que genera una reacción natural en el humano promedio, que entiende el mensaje, sufre con las víctimas de estas tragedias, sean humanas o animales, pero aún así siguen dejando encendidas fogatas o intervienen de manera directa en la destrucción de los bosques, las motivaciones van desde un simple descuido a actos vandálicos, que buscan generar perdidas a la industria forestal, no sabemos el motivo que finalmente moviliza a estas personas, pero si podemos entender su comportamiento desde la comunicación, sabemos que los individuos no perciben los mensajes publicitarios de manera racional - emocional, sino más bien de modo irracional, escuchaba a un colega en CNN y hablaba de que los mensajes no están dirigidos a los visitantes temporales, aquellos que van desde la ciudad a estos espacios naturales, que no tienen conciencia de lo que es cohabitar con el medio ambiente, lo comparto, pero creo que el problema es un poco más de fondo y la respuesta esta en el cerebro, como comunicar al irracional y no al racional, por que podría llegar a esta conclusión, la respuesta puede sonar muy simplista, pero el cerebro primitivo del hombre es aquel que conecta a nuestra especie con la naturaleza, es quizás el más insignificante de los 3 niveles cerebrales, aún cuando es el que toma la desiciones por nosotros, es acaso el factor que aún no ha intentado la industria forestal para obtener de manera paulatina una mayor afinidad con lo que se desea comunicar y lo que busca concretar?

Apelar al animal humano y no al ser humano, el primero tiene un fuerte arraigo con la naturaleza y el segundo es más identificable con la sociedad moderna que desde sus departamentos o condominios ven muy lejos los bosques y las otras especies que la habitan, si pudiéramos experimentar con esta hipótesis que podríamos perder? Un ejemplo claro de esto, en otra escala, es lo que sucedió durante los últimos años en Africa, concretamente en ciudad del cabo, acá el tema era que la ciudad quedaría sin agua potable, por lo que se comenzó a hablar del día Pero, el día donde ya no tendrían vuelta atrás y quedarían a secas, se hizo una fuerte campaña para disminuir el consumo de agua, llegando a racionar un total de 50 litros por persona, esto generó mucho caos al comienzo, sin embargo han logrado zafar del día Zero en varias fechas que han ido alargando el gasto en la reserva de agua, incluso en ciudad del cabo llovió y lograron revertir en gran medida esta escasez, pero aún cuando eso se consiguió la gente siguió consumiendo esos 50 litros diarios, entendiendo que si no se tomaba real conciencia la posibilidad de quedar sin un recurso natural vital era una realidad. Muchos hablan que fue o es una estrategia comunicacional que busca enfocar su comunicación en el ser irracional, ese que se apega a la vida de forma instintiva, básica quizás o primitiva, pero funcionó.

Los árboles son una fuente innegable de oxigeno para el planeta y que esto pueda llegar a desaparecer producto de la erosión del suelo generado por los incendios, es una posibilidad, no sería acaso una alternativa viable comenzar a hablar del día zero sin árboles ? el día que debamos racionar el oxigeno, a lo mejor ese instinto de supervivencia, según la evidencia funciona más en lo comunicacional que una cabeza de fósforo simulando un incendio, más que una valla publicitaria diciendo que muchos animales mueren en los bosques, la verdad y seamos honestos, una vez que lo vemos reflexionamos 5 segundo y ya luego estamos preparando un picnic con su asado correspondiente.

Image

Es también la oportunidad para que los publicistas aporten voluntariamente ideas a estas instituciones como CORMA, BOMBEROS O CONAF a tener más opciones creativas y buscar la mejor solución al problema de fondo, invito a mis colegas a que dejen de pensar en premios y vamos juntos por el premio mayor, un país sin incendios forestales y ojo hagamos esto ¨GRATIS¨ el bosque es de todos.